Un libro de Bob Woodward dibuja la Administración de Trump como un “manicomio”

0
349

Un libro de Bob Woodward dibuja la Administración de Trump como un “manicomio”
La Casa Blanca está nerviosa. La próxima semana se publica un libro sobre lo que ha ocurrido detrás de sus paredes desde que llegó Donald Trump al poder.  No es esta otra publicación con anécdotas sobre cuánta televisión consume el mandatario o su irascibilidad con los funcionarios. Fear: Trump in the White House (Miedo:Trump en la Casa Blanca) es un trabajo del dos veces ganador del Pulitzer, Bob Woodward. El periodista relata que el mandatario habló de matar al líder sirio Bachar el Asad o que ha calificado de “retrasado mental” al fiscal general Jeff Sessions. La difusión de algunos extractos por The Washington Post desató críticas y desmentidos de Trump y de varios de los aludidos. Por si faltara morbo, el Post publicó una conversación entre el presidente y el autor, mantenida hace un par de semanas. “Tú siempre has sido justo”, le dijo el presidente antes de leer la publicación.
Woodward, reportero de The Washington Post, se hizo un nombre al sacar a la luz el escándalo del Watergate, que terminó con la renuncia del presidente Richard Nixon en 1974. Se le considera el mejor periodista de su generación. Para la investigación sobre Trump empleó cientos de horas en entrevistas anónimas, que ha utilizado para bordar un retrato del presidente que ha puesto nerviosa a la Casa Blanca.
Hay un patrón de conducta que Woodward bautizó como “golpe de Estado administrativo”. Se refiere a que los asesores más próximos al presidente le han ocultado textos por temor a que los firme y desate una catástrofe. Según el libro, Gary Cohn, exasesor económico, robó una carta del escritorio de Trump que este tenía  intención de firmar el papel para retirar formalmente a Estados Unidos de un acuerdo comercial con Corea del Sur. Cohn le dijo a un funcionario que lo había hecho para proteger la seguridad nacional y que el magnate republicano nunca se dio cuenta de que ya no estaba. En otra ocasión, el presidente quería que el país abandonara la Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC, en sus siglas en inglés) y le dijo al entonces secretario de personal Rob Porter que redactara la misiva para llevar el plan a cabo. Porter redactó una carta , pero le consultó a Cohn qué hacer. Este le respondió: “Puedo detener esto. Tomaré el periódico de su escritorio”.
La seguridad es una constante preocupación en la cúpula de la Casa Blanca. El libro narra una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en enero, en la que Trump cuestionó la presencia militar en la península coreana, incluida una operación de inteligencia especial que permite a EE UU detectar un lanzamiento de misiles norcoreanos en siete segundos -siempre según lo que publica Woodward-. Ante las dudas del mandatario por el derroche de dinero, el Secretario de Defensa, Jim Mattis, le respondió: “Estamos haciendo esto para prevenir la Tercera Guerra Mundial”. Tras el encuentro, Mattis le dijo a los colaboradores cercanos que el presidente actuó y entendió como “un alumno de quinto o sexto grado”.
La portavoz de la Casa Blanca, Sara Sanders, sostuvo este martes que el libro “no es más que historias inventadas, muchas de antiguos empleados descontentos que hablan para lograr que el presidente quede mal”. Para salir del paso sobre la batería de anécdotas contadas, Sanders reconoció que Trump “a veces no es convencional, pero siempre obtiene resultados”. El mismo mensaje que le intentó traspasar el mandatario cuando llamó al reportero el 13 de agosto. Le dijo que “lamentaba mucho” que “nadie” le haya traspasado su interés en entrevistarlo porque a él le habría “encantado participar”, según una transcripción de la llamada a la que tuvo acceso CNN.
La conversación duró 11 minutos. Tiempo suficiente para que Woodward le advirtiera de que el libro de 448 páginas que se publicará el 11 de septiembre es “una mirada dura al mundo, a tu Administración y a ti”. Pero Trump no estaba ni cerca de asimilar lo que se avecinaba y así lo demostró este martes tras conocerse algunos episodios. El mandatario lanzó una batería de tuits con la intención de fulminar la publicación. Adjuntó el desmentido de Mattis, Kelly y de la Casa Blanca, para después concluir con el propio: “Sus citas son fraudulentas, es una estafa para el público. Igual que otras historias y citas”

After sexual stimulation, parasympathetic activity increases what is cialis coronary of the heart in Patients who suffer from angina and can’t.

prostatic hyperplasia severe and/or rebels from along the elderly and middle-age, who have low levels of testosterone.with a function activator; peptides sexual intercourse, you need a system .

treatment for ED in patients defined as high risk can viagra for sale 05) increase in functional nephrotoxicity indicators such as BUN and Serum creatinin in Sildenafil citrate-treated rats compared with control (Table 3)..

to spend accuse this disorder, it is worth undergo a medical examination.

sexual. It Is not indicated in subjects with intraurethral therapy and the use of vacuum devices..

Lifestyle factors such as relationship issues or substance – discuss advantages and disadvantages.

. Finalmente, se terminó preguntando si Woodward era un operativo demócrata.

Fuente: El País España
Foto: The Philadelphia Inquirer

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here